Preguntas Frecuentes

¿Cuándo debo acudir al psicólogo?

 

Debido a que los problemas afectan de forma diferente a cada persona, es difícil definir una norma exacta que dicte cuándo se debe pedir ayuda profesional psicológica. Quizás el momento en el que debamos plantearnos acudir a un psicólogo es cuando ante un malestar emocional tenemos la sensación de que no nos permite avanzar, nos desborda y no podemos controlarlo, hemos intentado poner remedio por nosotros mismos pero no ha dado resultado y no es suficiente el apoyo de las personas allegadas. Es entonces cuando necesitamos otro punto de vista externo y profesional, alguien que nos haga un planteamiento alternativo y que nos ayude a comprender lo que nos está ocurriendo, dándonos a su vez herramientas para gestionarlo.

 

Algunos de las situaciones vitales que nos pueden conducir a iniciar un proceso terapéutico son:

  • Dificultades en la gestión de nuestras emociones: sentimientos de miedo, tensión, ansiedad, preocupación, nerviosismo, tristeza, irritabilidad, rabia...
  • Dificultades en la gestión de nuestros pensamientos: pensamientos negativos sobre uno mismo, las experiencias y el futuro; pensamientos constantes y automáticos sobre ideas irracionales o de incapacidad; falta de concentración, atención y problemas de memoria.
  • Dificultades en la gestión de nuestra conducta: comportamientos compulsivos, impulsivos, agresivos, descontrolados; inquietud o cansancio excesivo, insomnio...
  • Problemas de relación familiar: discusiones de pareja, infidelidades, problemas de convivencia, síndrome del nido vacío, embarazo...
  • Dificultades en las relaciones sociales: timidez, sentimientos de soledad, incomprensión y rechazo, aislamiento, fobia social...
  • Dificultades en la relación con uno mismo: inseguridad, baja autoestima, falta de motivación, poner a los demás antes que a mí, dificultad para tomar decisiones...
  • Dificultades de adaptación a cambios vitales importantes: paternidad/maternidad, separaciones, muerte de algún ser querido (duelos), jubilación, inmigración...

¿Qué es una terapia psicológica? ¿En qué consiste?

 

Una terapia psicológica es un proceso de compromiso mutuo entre paciente y terapeuta que tiene como objetivo identificar aquellos patrones que te impiden sentirte bien, que perjudican tu calidad de vida y tu nivel de bienestar y, si es el caso, que son resposables de la aparición de tus síntomas. Dentro de un clima de confianza, sinceridad, comunicación positiva, comprensión y confidecialidad, el terapeuta te acompañará a lo largo de todo un proceso en el cual podrás vencer tus dificultades y, además, salir fortalecido de ellas. Piensa que el terapeuta es experto, tiene los conocimientos suficientes y la experiencia como para guiarte por este camino de crecimiento y aprendizaje para que por tí mismo vayas descubriendo que está bloqueando tu vida e impidiéndote disfrutar plenamente de ella, y para que aprendas herramientas, habilidades y estrategias que potencien tu nivel de bienestar y mejoren tu calidad de vida.

 

La metodología de CALM Psicología te permitirá iniciar un proceso de crecimiento personal que te aportará muchos beneficios, además de la desaparición del síntoma o del malestar emocional. El proceso consiste en diferentes etapas a través de las cuales te irás haciendo más responsable de tu vida, irás comprendiendo mejor cuál es tu manera de funcionar y de gestionarte, irás tomando el control de tu situación y aprenderás a ver la problemática desde una nueva perspectiva. Así, conseguirás continuar, tomando consciencia de lo que te ocurre y abandonando el bloqueo; avanzar, aprendiendo nuevas formas de interpretar y afrontar tu situación; lograr cambios y conseguir objetivos; y mejorar, consolidando el aprendizaje y generalizándolo a muchos ámbitos y futuras dificultades de tu vida.

¿Cuál es el papel del psicólogo?

 

El rol del psicólogo es el de facilitar que te conviertas en un agente activo capaz de dirigir tu propio cambio y tomar el control de tu vida, haciendo de espejo para que puedas ver partes de ti que se escapan o nuevas perspectivas y formas de interpretar la situación.

 

El psicólogo es un profesional de la salud que aplica el conocimiento, las habilidades, las técnicas y los instrumentos proporcionados por la ciencia de la psicología, con la finalidad de ayudar a las personas a comprender cuál es su problema y qué factores le han llevado a esa situación para construir de forma conjunta estrategias de solución.

 

En un proceso psicoterapéutico el psicólogo escuchará de forma activa lo que le expliques, con la empatía (ser capaz de ponerse en el lugar del otro para comprenderle) y la confidencialidad como principios fundamentales. Desde el respeto y el no-juicio, buscará las mejores estrategias terapéuticas para tu caso ofreciéndote un ambiente acogedor, de escucha y de apoyo para la reflexión y el cambio, y para que puedas desarrollarte y crecer como persona recuperando el equilibrio y la estabilidad en tu vida.

¿Es común tener algún problema que requiera atención psicológica?

 

Según la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) en torno al 60% de los pacientes que acuden a Atención Primaria presentan algún componente psicológico en su problema de salud. Por otra parte, un estudio realizado por el Consell Assessor de Salut Mental i Adiccions de la Conselleria de Salut de la Generalitat de Catalunya concluye que el 30% de pacientes atendidos en Centros de Atención Primaria en Cataluña padecen algún problema de salud mental.

 

Así, hablar de problemas de salud mental es mucho más común de lo que pensamos y están mucho más presentes de lo que sabemos. Existen como decíamos una gran cantidad de síntomas que no llegan a ser suficientes para diagnosticar un determinado trastorno, pero que sí, sin duda, afectan en un momento determinado o durante mucho tiempo nuestra vida requiriendo la ayuda y atención de un profesional. Para ellos se cuenta con medidas terapéuticas efectivas. No eres "raro" ni estás "loco", hay mucha más gente de la que piensas pasando por una situación similar y muchos de ellos ya se han beneficiado de un proceso terapéutico. ¿Te animas?

 

¿Ir al psicólogo significa que soy débil?

 

No. Ir al psicólogo no es signo de debilidad igual que tampoco es signo de sufrir ninguna enfermedad grave. Pongamos el ejemplo de cuando vamos al médico de cabecera. ¿Pensamos que somos débiles cuando vamos porque algo nos molesta, nos duele o nos hace daño? ¿Siempre que vamos es porque tenemos una enfermedad grave? La respuesta a ambas preguntas es no. Cuando vamos al médico es porque estamos velando y cuidando nuesta salud, generalmente, física. De la misma manera deberíamos interpretar el ir al psicólogo, sólo que en ese caso estamos velando por nuestra salud psicológica, y sin duda, no es necesario presentar un trastorno mental para beneficiarse de la ayuda psicoterapéutica.

 

Los argumentos por los que se cree que "ir al psicólogo es de débiles"  tienen su fundamento en las creencias ("al psicólogo va quien no es lo suficientemente fuerte o listo para resolver sus problemas"), la desinformación (¿Sólo me escuchará?), el miedo (biológico a enfrentarnos a lo que tememos) y los mitos ("ir es de locos") que se han generado en torno a la psicología. El psicólogo es un experto, un especialista de la salud, en este caso, de la salud mental cuyo objetivo  es procurar el bienestar psicológico del individuo. De esta manera, ir al psicólogo no es de débiles, es de valientes que se atreven a mirar a sus miedos a la cara y a transformar sus límites en recursos. Pedir ayuda es un signo de madurez, de responsabilidad y de compromiso con nuestro propio bienestar.

 

¿Cuánto dura un proceso psicoterapéutico?

 

La duración de un proceso psicoterapéutico es muy difícil de definir de manera estándard. La mayoría de veces la respuesta a esta pregunta es "depende". ¿De qué depende? Del problema a trabajar y su complejidad, de los objetivos de trabajo que se establezcan, de tus características de personalidad, de la frecuencia de las visitas, entre otros.

 

En CALM Psicología, inicialmente la frecuencia de las visitas será semanal o quincenal y a medida que se vaya avanzando en el proceso se irán espaciando en el tiempo. Nuestra filosofía es procurar seguir un proceso activo y dinámico que no se alargue demasiado en el tiempo pero todo dependerá de tus necesidades, posibilidades y naturaleza, intensidad y complejidad del problema.

¿Es caro ir al psicólogo?

 

Todo depende de cómo se interprete. Si bien podemos gastarnos mucho dinero en reformas del hogar, o en un smartphone de última generación, porque a corto, medio o largo plazo lo interpretamos como una inversión, ¿Qué puede ser más benificioso que invertir en nuestra propia salud mental, nuestra calidad de vida y nuestro bienestar? Es una inversión muy valiosa en la cual el beneficio que puedes obtener supera ampliamente el coste económico.

 

Los honorarios del psicólogo en CALM Psicología son los establecidos por el Colegio Oficial de Psicólogos y van desde 45 a 75€ en función de la modalidad escogida y programa terapéutico que se decida. De todas maneras, en CALM Psicología somos conscientes del contexto de dificultades económicas ante el cual nos enfretamos actualmente y es por eso que ofrecemos modalidades de packs terapéuticos y también tarifas reducidas para personas desempleadas con la acreditación correspondiente.

 

¿Qué tengo que hacer para reservar hora?

 

Tan sólo tienes que rellenar este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para informarte de todo. También puedes llamarnos al 665.557.243 o escribirnos un correo electrónico a info@calmpsicologia.com

Información

CALM Psicología

Calle Castillejos, 326

08025 Barcelona

Tel: 665.557.243

email: info@calmpsicologia.com

Metro: L5 Sant Pau/Dos de Maig o     L2 Sagrada Familia

Bus: 20, 45, 47, H8

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© CALM PSICOLOGIA - Tel. 665557243 - email: info@calmpsicologia.com Aviso Legal