La Aceptación y Adaptación al Cambio

09 abr 2015

photo credit: Freddy The Boy via photopin cc

Es realmente difícil, rozando lo imposible, predecir los acontecimientos futuros con exactitud. No sabemos ni tampoco podemos controlar lo que sucederá dentro de nada. Si todo estuviera ordenado siempre, no existiría la creatividad, la curiosidad, la evolución... Permanecer continuamente en el orden nos vuelve rígidos, inalterables, previsibles y hasta obsesivos. Claro que también proporciona seguridad, permanencia y estabilidad. Vivir siempre controlándolo todo es tan agotador como vivir sumidos en el caos y el descontrol. La clave es encontrar el orden en el desorden, como proclaman partidarios de la Teoría del Caos.

 

La mayoría hemos experimentado como la vida, de repente y sin previo aviso, pone en desorden aquello que creemos tener controlado hasta la perfección. Es entonces cuando se produce un momento de crisis. Nos sentimos incapaces de tomar decisiones, no pensamos con claridad y predecimos un futuro muy turbio y oscuro. Pero, ¿es posible hacer otra lectura de las situaciones críticas y de cambio? Éstas tienen una función que es principalmente conferirnos una oportunidad para aprender, y ofrecernos nuevas posibilidades, entre ellas, la de reinventarnos.

 

El primer paso para adaptarnos a un cambio es aceptarlo. Por mucho que neguemos una nueva realidad esta no desaparecerá, y esta negación nos generará altos niveles de frustración y de malestar emocional. Aceptemos que la vida es cambio y adaptémonos a él. La adaptación al cambio pasa por reinterpretarlo como una oportunidad de aprendizaje y de crecimiento personal, así como por cambiar la propia conducta para alcanzar los propios objetivos cuando nos enfrentamos a las dificultades.

 

Algunas estrategias útiles pueden ser: hacer una tabla de pros y contras de esta nueva situación, plantear y redefinir nuestros objetivos en función de estas, bajar nuestros niveles de exigencia personal para aumentar nuestra flexibilidad, e incluir ilusión y actitud mental positiva para adaptarnos al cambio.

 

“Sabemos lo que somos pero no lo que podemos llegar a ser”, William Shakespeare.

 

Si en vez de existir, decidimos vivir, hay que aceptar que la vida es cambiante, que está en continuo movimiento y que, a veces, es impredecible. Hay que ir quitándose falsas etiquetas de lo que somos para entender que vamos siendo fruto de nuestras experiencias, relaciones y de la consciencia y atención que pongamos en todo ello. Pongamos más atención al hoy, al aquí y el ahora, y no nos alimentemos tanto de las expectativas que tengamos sobre el mañana. No estamos entrenados para vivir en la incertidumbre pero cuanto más nos resistamos a aceptarla y sigamos haciendo predicciones de cómo será exactamente nuestro futuro, probablemente más crisis sufriremos. 

 

 

Adriana Larrañaga Mendoza.

Psicóloga General Sanitaria de CALM Psicología.

@psicolarra psicolarra@gmail.com

 

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

Información

CALM Psicología

Calle Castillejos, 326

08025 Barcelona

Tel: 665.557.243

email: info@calmpsicologia.com

Metro: L5 Sant Pau/Dos de Maig o     L2 Sagrada Familia

Bus: 20, 45, 47, H8

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© CALM PSICOLOGIA - Tel. 665557243 - email: info@calmpsicologia.com Aviso Legal